Blog
02/11/2011

Reseña de libro: La lluvia amarilla, de Julio Llamazares.

 

Rural

Lectura obligada para aquellos que de una manera u otra estamos vinculados al medio rural. Una lectura dura, triste en muchos pasajes, que refleja la vida rural española tras la Guerra Civil de un pueblo del Pirineo Aragonés. Pero además, es una perfecta alegoría de la vida y de la naturaleza, donde el «amarillo» ejecuta la función de símbolo y la sustancia se disuelve para convertirse en un mero reflejo de la realidad. Si pueden, no se la pierdan, más info click aquí

«…El tiempo acaba siempre borrando las heridas. El tiempo es una lluvia paciente y amarilla que apaga poco a poco los fuegos más violentos. Pero hay hogueras que arden bajo la tierra, grietas de la memoria tan secas y profundas que ni siquiera el diluvio de la muerte bastaría tal vez para borrarlas. Uno trata de acostumbrarse a convivir con ellas, amontona silencios y óxido encima del recuerdo y, cuando cree que ya todo lo ha olvidado, basta una simple carta, una fotografía, para que salte en mil pedazos la lámina del hielo del olvido» (pag.51). «Pero todas [las construcciones], más tarde o más temprano, más tiempo o menos tiempo resistiendo inútilmente, acabarán un día devolviéndole a la tierra lo que siempre fue suyo, lo que siempre ha esperado desde que el primer hombre de Ainielle se lo arrebató».(p. 125).